Formación DUAL 2016-04-26T13:35:11+00:00

 

LogoDual1Formación DUAL

La modalidad de formación dual,  alterna la enseñanza en los centros escolares con el aprendizaje práctico en los puestos de trabajo. Este modelo, que tiene una larga tradición en Alemania y ha sido objeto de evaluaciones positivas y experiencias de réplica a nivel internacional, fue impulsado en nuestro país a principios de la década de los 90 como una experiencia piloto por la Agencia de Cooperación Alemana. Hoy, es el Ministerio de Educación el responsable de monitorear su implementación. Esta modalidad está presente en 229 liceos de los cerca de 950 que imparten la formación diferenciada técnico-profesional del país, alcanzando una cobertura del 14% del total de su matrícula.

La principal ventaja de la formación dual es que los estudiantes tienen la posibilidad de aprender y poner en práctica, en contextos laborales reales, los elementos fundamentales de una especialidad técnica, accediendo al manejo de habilidades específicas, actitudes laborales, así como también, reconociendo aspectos de la cultura laboral y las relaciones existentes en los espacios de trabajo. El modelo se sustenta en un principio de cooperación de mutuo beneficio entre las empresas y el sector formativo, con empresas dispuestas a ofrecer plazas de entrenamiento no solo por razones filantrópicas, sino que con la convicción de que a través de este sistema se aproximan y moldean a sus futuros trabajadores, reduciendo costos de contratación y aumentando la disponibilidad de capital humano específico a sus necesidades.

Condiciones de implementación

Existen varias condiciones para la implementación de la formación dual. Una de ellas remite a la exigencia de seguimiento y control, que debe hacer el establecimiento educacional respecto de los procesos de aprendizaje de los estudiantes en los lugares de trabajo. Bajo este modelo, las empresas incorporan aprendices en sus procesos productivos y los entrena de acuerdo a un “plan de aprendizaje”. El cumplimiento de este plan debe ser supervisado por los docentes del liceo a cargo de los estudiantes. Por cierto, la precariedad de recursos económicos y la escasa disponibilidad de profesionales idóneos constituyen factores limitantes para una adecuada implementación del modelo en cuestión.

Otra condición tiene que ver con el perfil de las empresas donde es factible incorporar a los aprendices. Debido a las exigencias formales de capacitación y la rotación de alumnos, es necesario que la empresa sea de tamaño mediano o grande, que cuente con estándares de desarrollo productivo adecuado y disponga de recursos técnicos y humanos funcionales a este desafío. Por supuesto, esto significa costos para la empresa que debe destinar recursos humanos y maquinarias al aprendizaje de los alumnos. Estas condiciones reducen la disponibilidad de empresas dispuestas a recibir alumnos.